Por su importante rol a la hora de conservar áreas libres de contaminantes o partículas, las cabinas de bioseguridad tienen una importancia estratégica en las compañías que fabrican determinados productos alimenticios, por ejemplo, o fármacos, o incluso ciertos electrónicos; y obviamente también para laboratorios donde se manipulan muestras de diversa índole. Estos espacios son clave para conservar los productos o muestras inalterados, y también para cuidar la salud de los operarios o trabajadores que se desempeñan en los sectores de control de calidad, por ejemplo, o en laboratorios biológicos. Y naturalmente es importante que periódicamente se efectúe una auditoría de la cabina de seguridad biológica de modo tal de asegurarse que tanto a nivel de los instrumentos propiamente dichos, como de determinadas variables –flujo del aire, partículas presentes, etc.- estos equipamientos operen de modo impecable, ofreciendo el nivel de asepsia exigido por las mejores prácticas, y con garantías plenas en términos de salubridad.

Además, una consultoría o auditoría de cabina de seguridad biológica servirá para monitorear y supervisar los procesos involucrados, y optimizarlos para adecuarlos a lo último en reglamentaciones y sugerencias internacionales.

Cabe destacar que las cabinas de seguridad biológica son instrumentos de laboratorio que se emplean para tener absoluto control sobre las partículas más diminutas y los aerosoles relacionados con la manipulación de muestras biológicas, por ejemplo (que pueden ser infecciosas o tóxicas). A tal fin, deben ofrecer condiciones especiales en términos de circulación de aire, ventilación, asepsia, etc. En definitiva, estos gabinetes de bioseguridad protegen a los operarios y al entorno ambiental, pero también a la salud pública, en la medida en que impiden que se diseminen elementos potencialmente infecciosos. Además, obviamente sirven para proteger a la propia muestra con la que se trabaja, de modo de asegurar que no sea objeto de contaminaciones.

Consultoría Cabina de Seguridad Biológica

Los gabinetes de bioseguridad suelen usarse en las tareas cotidianas de los laboratorios que manipulan agentes tóxicos, que cultivan células u operan con hongos, virus, bacterias, parásitos y otros patógenos, por ejemplo. Habitualmente están fabricadas en acero y poseen ventanas frontales de vidrio; además, disponen de todo un mecanismo de ventilación que incluye ductos y que dan lugar a una presión negativa al interior del gabinete, comparada con la del ambiente del resto del laboratorio. Existen diferentes tipos de gabinetes de este tipo, y naturalmente en una auditoría de cabina de seguridad biológica se efectuarán los controles en función de la clase particular de que se trate.

En Zwei, por caso, efectuamos tanto trabajos de consultoría como de auditoría de cabina de seguridad biológica. En un servicio de la segunda clase se suelen efectuar ensayos de integridad para los filtros Hepa, se determinan los patrones en los que fluye el aire hacia abajo y hacia arriba, se prueban las alarmas, y se mide el caudal de aire.
Además, se controla el nivel de hermeticidad de las cabinas, se supervisa la iluminación y el nivel sonoro. Otro ítem que forma parte de la auditoría de cabina de seguridad biológica es la contabilización de partículas (que se efectúa de modo electrónico). Si hace falta se procede a la descontaminación, se reemplazan los filtros HEPA y se corrigen los desvíos.

Para empresas o instituciones que efectúan los ensayos de modo interno o los subcontratan. Les permite demostrar conformidad con la forma en que se ejecutan los ensayos efectuados y tener la tranquilidad de estar trabajando en un entorno seguro para el proceso o la muestra, salud pública, medio ambiente, entorno de trabajo y personal.

Auditoría de Cabina de Seguridad Biológica

Para llevar adelante una auditoría o consultoría de cabina de seguridad biológica es necesario tener las acreditaciones pertinentes que permitan certificar los trabajos con arreglos a las normas vigentes y según lo estipulan las organizaciones de contralor. En muchas industrias el hecho de cuidar la asepsia de estos gabinetes es cuestión de vida o muerte, tanto para el personal que opera a diario en estas cabinas, como para los que trabajan en los laboratorios y en definitiva para la salud pública, ya que en estos espacios a veces se trabaja con muestras que pueden tener un alto poder infeccioso.

Por otra parte, una adecuada consultoría de cabina de seguridad biológica permite sumar mejoras operativas a los circuitos diarios de trabajo en los laboratorios o áreas limpias, lo que se traduce en mayor eficiencia y seguridad. ¡Consúltenos!